«VIAJAR IMPLICA ESTAR EN CONSTANTE APRENDIZAJE CON UNO MISMO»

Cuando viajamos aprendemos a salir de nuestra zona de confort, a estar solos y a socializar. Aprendemos a valorar lo que tenemos y a saber vivir con menos, a apreciar la naturaleza y respetarla. Nos aventuramos  a hablar otros idiomas o por lo menos esforzarnos por intentarlo, a descubrir nuevos destinos y sus culturas. 

Todo lo aprendido es lo que nos hace ser quienes somos.